Registro de ingresos y gastos

Imagina por un momento dos personas que salen de viaje a un país desconocido:

  1. La primera es un turista
  2. La segunda es un columnista/blogger de viajes.

El turista, seguramente visitará monumentos históricos, sitios turísticos, probará distintos restaurantes, se hospedará en uno -o varios- hoteles, y seguramente habrá usado alguna aerolínea para llegar hasta allá. La situación del columnista seguramente será muy similar. Pero entonces, ¿cual es la diferencia entre el viaje de estas dos personas?

Tomado de emaze.com
Tomado de emaze.com

Respuesta: Los apuntes. Mientras que el turista solo se está divirtiendo, conociendo, disfrutando de sus vacaciones, el columnista, además de lo anterior, toma apuntes de sus experiencias en cada uno de los sitios que visitó. Y gracias a esos apuntes, no solo podrá escribir sus artículos, sino que también podrá “recrear” su viaje, ya que todo lo tiene anotado.

El turista, en cambio, a duras penas recordará las experiencias mas representativas, pero de seguro olvidará los detalles mas pequeños.

¿Que tiene que ver esto con finanzas personales? ¡Mucho! Veamos…

¿Por qué registrar tus gastos?

Entonces ahora estás tu, una persona que recibe cierta cantidad de dinero al mes -llamale como quieras: salario, mesada, ganancias, bonificaciones, etc-. Y cada día, de esa cantidad de dinero, sacas un poco para tus gastos. Llegan los últimos días del mes y… ¡Ups! Ya no te alcanza para el transporte hasta la oficina, o para pagar algún recibo. ¿Solución? Tarjeta de crédito, pedir prestado a un amigo o incluso dejar vencer el recibo y pagar cargos extra al siguiente mes.

Bueno, no pasa nada, todo tiene solución. Solo recordemos en que gastamos nuestro dinero, para que el próximo mes no nos pase lo mismo. Pero comenzamos a intentar recordar, y por muchos gastos que nos lleguen a la mente, resulta que aún falta mucho dinero gastado que no sabes a donde se fue. ¡Eres el turista!

Pero si hubieras llevado un registro de gastos podrían haber pasado dos cosas:

  1. Probablemente no hubieras llegado hasta esa situación en que te quedaste sin dinero a final de mes. Ya que estarías mas consiente de a donde va tu dinero y cuanto te queda.
  2. Y si te hubiera pasado, podrías solo revisar tu registro para ver hacia donde se fue tu dinero, y comenzar a hacer cambios en tus hábitos y en tus gastos.

¿Entiendes la importancia?

¿Cómo registrar tus gastos?

En el artículo pasado, ¿cómo hacer un presupuesto?, vimos que el tercer paso era crear categorías. Son importantes, porque te permiten organizar mejor tus registros para luego poder encontrarlos mas rápido, e identificar en que áreas debes comenzar a hacer cambios.

El cómo depende mucho de ti. Puedes hacerlo de dos formas:

  • Ir registrando los gastos a medida que los vas realizando.
  • Cada día, en la noche, registrar todos los gastos que tuviste en tu jornada.

Mas de ese tiempo probablemente hará que se te olviden gastos pequeños, como la propina que das en el parqueadero, o esas galletas que compraste en la tarde mientras trabajabas.

¿Donde registrar los gastos?

Nuevamente, depende de ti.

  • Utilizar aplicaciones móviles de Finanzas Personales.
  • Comprar un cuaderno o un pequeño libro de contabilidad.
  • Hacer un archivo de excel donde estén todos tus gastos.
  • Grabar notas de voz de tus gastos para luego pasarlos a un excel o una aplicación.

Las posibilidades son muchas. La idea es que pruebas con cual te sientes mas cómodo, y sobre todo, con cual consideras que vas a poder realizar tu registro sin fallas.

2 thoughts on “Registro de ingresos y gastos

¡Participa en el blog! Deja un comentario: